Comparta

Frente al matrimonio homosexual, el arzobispo de San Francisco resiste: “No es cristiano pensar que la historia es irreversible”

Monseñor Salvatore Cordileone.  Promovió, en 2008, el primer referéndum sobre la denominada “Proposición 8”, la enmienda a la Constitución de California que limita la definición de matrimonio a la unión entre un hombre y una mujer.

Es un ultraje a los 7 millones de ciudadanos promotores del referendo. Peor aún, estamos más preocupados por la supervivencia de la democracia, no sólo porque la Corte no solo no se refirió al resultado del referéndum a favor de la Proposición 8, que fue declarada inconstitucional en 2010 por un tribunal estatal, sino que también ha hecho caso omiso de la apelación de una sentencia de primera instancia. Así, en un solo golpe, dos instrumentos angulares de la justicia democrática, el referéndum y la apelación, han sido descartados.

Las manifestaciones por la libertad religiosa se extienden ya por varios días

“El bien de todos, especialmente de los niños, depende de una sociedad que apoye la verdad sobre el matrimonio. Este es el momento de redoblar nuestros esfuerzos para dar testimonio de esta verdad”. Es la posición de los obispos estadounidenses.

¿Es realista seguir luchando cuando la guerra está perdida?

No está perdida. Hemos fracasado en el pasado. No hemos educado lo suficiente. Es por eso que hoy hemos llegado hasta aquí: el valor del matrimonio no es entendido desde hace más de cincuenta años, porque ha faltado una educación para vivirlo plenamente y testimoniarlo en su hermosura. Pero nada está perdido para siempre. Ahora es que no debemos desistir si no queremos perder. Tenemos que empezar de nuevo.

También lo ha dicho el cardenal Timothy Dolan, presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos: “Aunque nuestra cultura ha fracasado en un intento por fortalecer el matrimonio, no hay razón para rendirse. Este es el momento de fortalecer el matrimonio, no de redefinirlo”.

Por lo tanto, no podemos resignarnos frente a la injusticia. No podemos callar. Por esta razón los movimientos que están surgiendo, como el francés por la familia o el italiano que marcharon por la vida, son apoyados. Tenemos continuar diciendo la verdad; debemos hacerlo primero y luego encontrar la manera de comunicarla y luego testimoniarla. Para saber cómo moverse, ahora que el camino de la democracia se vuelve intransitable para la misma democracia, debemos continuar orando.

La tentación de pensar que ahora no hay nada que hacer, es grande, incluso entre los católicos. La Iglesia de América, sin embargo, en un clima más hostil que nunca, incluso está llevando a cabo la Forthnight For Freedom, una iniciativa de 14 días en la que se educa y se manifiesta, se reza y se ayuna …

No es cristiano pensar que la historia es irreversible. Somos testigos de un evento que ha cambiado: Cristo crucificado y resucitado. Por lo tanto, es a Él que nos dirigimos y, junto con la educación y el testimonio de un año para pedir a los fieles oraciones y penitencias. Cardenal Dolan, regresó de Roma después del Sínodo a principios de la fe, ha indicado explícitamente como conversión principalmente personal a través de la confesión y el ayuno. Es que es quien tiene el arma más poderosa, no es el enemigo, sólo podemos dirigimos a Aquel que todo lo puede. Esta es la única manera.

Print Friendly, PDF & Email
13/07/2013 | Por | Categoría: Homosexualidad
Tags: , , , , , ,

Deje su comentario