Comparta

Sobre la campaña anticonceptiva del Gobierno

Comunicado de Prensa

Según noticias de prensa del día de hoy, el Gobierno, a través del Ministerio de Salud Pública, comenzó una campaña de comunicación que promueve la difusión masiva y generalizada de los medios antinaturales contrarias a la procreación, en especial del llamado preservativo: “la pareja sexual exclusiva o la abstinencia prácticamente desaparecieron de los mensajes que inundarán por tres meses las calles y los medios de comunicación”.

Tal campaña masiva constituye objetivamente una presión del Estado para que los jóvenes chilenos consideren en la práctica la abstinencia sexual antes del matrimonio como algo utópico e imposible de ser observada. De esta manera se impulsará a los jóvenes hacia la iniciación precoz de las uniones sexuales, lo que creará en ellos una mentalidad propensa a la infidelidad matrimonial.

Así el Gobierno de Chile está violando uno de las principios fundamentales de nuestra sociedad que es el derecho prioritario que tienen los padres a educar a sus hijos, pues esta publicidad estatal invadirá de modo incontrarrestable todos los hogares.

Por otra parte, el Gobierno está ejerciendo una presión moral sobre los menores de edad que tienen como ideal la mantención de la virginidad hasta el matrimonio, pues ellos pasarán a ser tachados de “especie en extinción”, lo que constituirá una verdadera tortura moral para sus conciencias.

Esta tortura moral exige de nuestras autoridades eclesiásticas una urgente intervención. De hecho, en el pasado, varios eclesiásticos llegaron a excomulgar a quienes supuestamente practicaron la tortura física. Sin embargo, mucho más grave y dañina es la tortura moral, pues sus consecuencias son mortales no sólo para esta vida, pues acaba con el ideal de la familia cristiana, sino sobre todo para la vida eterna, pues induce a las almas al consentimiento con acciones que ofenden gravemente a Dios. Por este motivo es urgente un pronunciamiento de la Conferencia Episcopal a este respecto.

El Ministro de Salud Pública alega que ésta sería “la única medida científicamente efectiva”. Tal aseveración contradice la experiencia en varios países de Africa, donde los índice de SIDA han disminuído gracias a una campaña que promueve exactamente lo contrario, es decir la abstinencia sexual de los solteros y la fidelidad conyugal de los casados. (Vea artículo: “Uganda vence al SIDA“).

Llama poderosamente la atención que el Ministro García que se ha declarado públicamente como católico practicante, promueva para el País una campaña de esta naturaleza. En efecto, hace pocos días atrás el Santo Padre condenó la separación entre la convicciones y las acciones de los católicos que actúan en la vida pública: “La tolerancia que permite, por así decirlo, a Dios como una opinión privada, pero que lo excluye del dominio público, de la realidad del mundo y de nuestra vida, no es tolerancia, sino hipocresía”. (3 de octubre 2005)

 

Print Friendly, PDF & Email
03/10/2005 | Por | Categoría: Anticoncepción

Deje su comentario