Comparta

Católicos de izquierda articulan presión sobre el próximo Sínodo de la Familia

Uno de los aspectos más importantes del pontificado del Papa Francisco es la Pastoral del Matrimonio y de la Familia. El convocó a la Asamblea Extraordinaria del Sínodo sobre la Familia, realizada en octubre de 2014, para analizar y debatir las exigencias de nuestro tiempo. Esta Asamblea debería preparar el Sínodo sobre la Familia a realizarse en octubre de 2015.

Sin embargo, estos dos sínodos están siendo utilizados por el catolicismo de izquierda como una ocasión muy propicia para hacer propaganda de su “visión” revolucionaria de la Iglesia y de su Magisterio.

Especialmente por lo que constituye la punta de lanza del catolicismo reformista de izquierda, que es el movimiento “Nosotros Somos Iglesia”. Hace cerca de 20 años viene propugnando la idea de una Iglesia igualitaria y favoreciendo una concepción liberal de la moral católica; la destrucción de la distinción entre clero y laicos; la abolición del celibato; la aceptación de las relaciones sexuales extramaritales; las segundas nupcias después del divorcio; la “comprensión” en relación al aborto, etc.

El Movimiento “Nosotros Somos Iglesia”: se mantiene “actualizado” ideológicamente …

Así, el movimiento “Nosotros Somos Iglesia” (Wir sind Kirche) propaga dentro de la Iglesia Católica todas las posiciones defendidas en el campo temporal por diversas organizaciones y activistas de la revolución sexual, según el espíritu del movimiento de Mayo 1968 de la Sorbonne.

Debido a las discusiones, originadas por las declaraciones del Cardenal Kasper  acerca de una posible nueva evaluación de la situación de los católicos separados y vueltos a casar, han surgido los temas defendidos por “Nosotros Somos Iglesia”. Durante mucho tiempo, casi no se oía hablar de este, así llamado, “movimiento de base”. En cierto modo, el Cardenal Kasper lo sacó del olvido en que yacía.

s El Cardenal Kasper

A pesar de su falta de actividad, dicho movimiento se mantuvo, y no permaneció estancado ideológicamente. En el documento de trabajo “Textos y subsidios para el Sínodo de las Familias 2014-2015”, se incorporan plenamente los últimos “avances” de la revolución sexual más reciente.

Infiltrar todos los campos: objetivo de los progressistas

Así “Nosotros Somos Iglesia” está ahora a favor de una evaluación positiva de la homosexualidad y de las uniones homosexuales; postula una evaluación positiva del “amplio espectro de relaciones sexuales de diferentes intensidades y formas de expresión”; exige la aceptación de medios artificiales de anticoncepción, etc. Estas exigencias, contenidas en un documento titulado “La sexualidad como fuerza dispensadora de la vida”, revela con amplitud el pensamiento de sus autores.

El concepto de familia defendido por ellos difiere muy poco de lo que piensan los ideólogos de la “doctrina de género”: “Se pueden encontrar cristianas y cristianos honestamente dedicados a temas de familia y parejas en diferentes formas de vida y de familia: matrimonios bien constituidos con o sin hijos; matrimonios y alianzas fallidas; segundos matrimonios exitosos; familias monoparentales; madres y padres solteros; familias no estructuradas; parejas homosexuales con o sin hijos; solteros que viven en redes similares a familias … ”

Pero “Nosotros Somos Iglesia” no se limita solamente a hacer demandas y redactar documentos de trabajo. “Quieren trabajar en todos los ámbitos, con el fin de establecer una Iglesia revolucionaria”. En una lista de cerca de 20 “Posibilidades de acción local”, explica a sus seguidores cómo dar a conocer las ideas del movimiento. Un “calendario Sínodo” explica los pasos más importantes a dar de cara al Sínodo de octubre de este año y coordina las actividades en todo el país (Alemania) con el fin de conseguir sus objetivos.

Pastores que no ahuyentan el lobo

Una “celebración” eucarística de Nosotros Somos Iglesia. Nótese sobre la mesa los colores del arco iris

En pocas palabras: “Nosotros Somos Iglesia” organizó una verdadera campaña, buscando introducir la revolución sexual en la Iglesia, mediante el Sínodo de las Familias en 2015.

Naturalmente este movimiento no está actuando sólo en Alemania. Varios teólogos subvencionados realizan el trabajo intelectual previo para tratar de anular la moral católica sobre el sexo y el matrimonio. Ellos publican sus trabajos en editoriales de renombre, como Herder o Patmos. En sus escritos se reproducen prácticamente todas las tesis de la revolución sexual, incluyendo los nuevos desarrollos de la “teoría de género”. La única tarea que los activistas de “Nosotros Somos Iglesia” tiene que realizar es leer estos libros, con el fin de recoger suficiente número de argumentos para utilizarlos en su campaña de propaganda. En resumen, existe en Alemania un montaje muy bien preparado para llevar a cabo la destrucción de las doctrinas fundamentales del Magisterio eclesiástico.

Es casi superfluo decir que hay pocos miembros del Episcopado alemán que refutan las demandas absurdas de “Nosotros Somos Iglesia”. Muchos prelados apoyan la aplicación de las ideas del Cardenal Kasper sobre la pastoral familiar. En este contexto es irrelevante el hecho de que tales ideas hayan sido refutadas muchas veces, entre otros, por el Cardenal Ratzinger, entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. En cualquier caso, los progresistas quieren adaptar la Iglesia al espíritu del mundo neo-pagano. Por supuesto, esto no es nuevo. Lo nuevo es la determinación con la que se quiere descartar la auténtica moral sexual y matrimonial católica.

Católicos polacos, croatas y africanos en Alemania: un valioso apoyo

Debe agradecerse el hecho de que la Iglesia Católica en Alemania no se haya lanzado en una vía propia debido, en gran parte, a los fieles católicos provenientes de Croacia, Polonia y África. Sin estos católicos, ya no existiría la vigencia de la Fe en muchos lugares, especialmente en las grandes ciudades. Ellos se vuelven cada vez más activos y actualmente están participando de modo creciente en los asuntos internos de la Iglesia. El catolicismo reinante en Alemania, constituido por los consejos de católicos seglares reformistas que ocupan cargos decisivos, comienza a encontrar resistencia.

La esperanza para la Iglesia Católica en Alemania proviene de fieles procedentes de países y regiones en las que la Fe no se debilitó tanto como entre nosotros. Fue en Polonia, Asia, África y los Estados Unidos, que surgió la mayor resistencia contra el desmantelamiento de la moral sexual y marital durante el Sínodo de los Obispos de 2014. Y el vigor de las tendencias progresistas se origina en una parte del episcopado alemán que se alineó con las tesis del Cardenal Kasper.

Y la esperanza también comienza a crecer entre los propios católicos alemanes. Durante mucho tiempo permitieron que la mentalidad liberal de izquierda se difundiera en la Iglesia alemana. Sin embargo, estos católicos están organizándose y tornándose cada vez más activos.

El Corazón de María triunfará

Aún es incierto el resultado de esta confrontación. Sin embargo, una cosa es cierta: la Iglesia católica en Alemania se dirige hacia tiempos turbulentos. “Pero, por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará”, prometió Nuestra Señora en Fátima.

¡Oh María, concebida sin pecado original, rogar por nosotros que recurrimos a Vos!

__________________________

Mathias von Gersdorff, es corresponsal de la Agência Boa Imprensa en Alemania.

Print Friendly, PDF & Email
27/01/2015 | Por | Categoría: Crisis de la Iglesia
Tags: , , , , ,

Deje su comentario